Ya vimos en su día que las heridas, daños y desórdenes se gestan en las relaciones (pasadas y presentes) y como consecuencia de éstas. En esta semana hemos tratado de ver nuestras esferas de relaciones como creyentes: MUNDO, IGLESIA Y DIOS ya que en ellas son las áreas en las que nos desarrollamos.

Son los entornos en los que convivimos en nuestro día a día. En estos círculos de relaciones es donde, por definición, se gestarán potencialmente heridas y desórdenes e incluso a ellos traeremos nuestras conductas no convenientes, desobediencias, etc., lo cual traerá más desórdenes y actitudes desaconsejables  en las relaciones, volviendo a herir a otros.

Relacionarnos de la forma adecuada nos proprcionará bendición y crecimiento. Ahora bien, no hacerlo adecuadamente nos asegurará daños y desórdenes en nosotros mismos y afectará a mi prójimo.
Veremos qué dice la Palabra en cuanto a estas esferas y cómo adecuarnos en ellas.
Relaciones (pdf de la presentación)

Le deseamos las mayores bendiciones.
Gracias por visitarnos.
@ignuevasion