Bajo este título hemos concluido la primera Epístola de San Juan. El apóstol Juan centra los últimos versículos de su carta en resumir el amplio y rico contenido doctrinal de su carta, remarcando los argumentos de peso contra la herejía de los gnósticos.

Jesucristo no sólo fue un buen hombre. No fue un hombre especialmente escogido por Dios sobre el que vino el Espíritu de Dios en el bautismo y lo abandonó en la cruz. Esas falsas ideas acerca de Jesús las promulgaban los gnósticos en tiempos de Juan. Pero parecidas ideas siguen confundiendo hoy en día a muchas personas acerca de la persona de Jesús de Nazaret.

Juan concluye su epístola con la contundente afirmación de que Jesucristo es el Hijo de Dios. Él es Dios mismo. Y el que tiene al Hijo tiene la vida eterna. Una vida que todo hombre debería anhelar tener. Esa clase de vida sólo está en el Hijo.

 

El texto en el que nos hemos basado ha sido 1 Juan 5:13-21

13 Os escribo estas cosas a vosotros, que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna. 14 Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye. 15 Y si sabemos que Dios oye todas nuestras oraciones, podemos estar seguros de que ya tenemos lo que le hemos pedido.

16 Si alguno ve a su hermano cometer un pecado que no lleva a la muerte, ore por él y Dios le dará vida. Me refiero a quien comete un pecado que no lleva a la muerte. Hay un pecado que sí lleva a la muerte, y en ese caso no digo que se ore por él. 17 Toda maldad es pecado, pero hay pecado que no lleva a la muerte.

18 Sabemos que el que ha nacido de Dios no está en pecado: Jesucristo, que nació de Dios, lo protege, y el maligno no llega a tocarlo.19 Sabemos que somos hijos de Dios, y que el mundo entero está bajo el control del maligno. 20 También sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado entendimiento para que conozcamos al Dios verdadero. Y estamos con el Verdadero, con su Hijo Jesucristo. Éste es el Dios verdadero y la vida eterna.

21 Queridos hijos, apartaos de los ídolos.

(Biblia versión NVI)

 

Si quieres disponer del audio, puedes descargarlo a continuación:

Audio | La vida está en el Hijo