Hechos 3

La promesa de Cristo a los apostoles se había cumplido. El Espíritu Santo había venido a morar en los creyentes y para capacitarlos con poder de lo alto. Pedro y Juan, sanan a un paralítico y aprovechan la reunión de una atónita multitud para predicar de nuevo el evangelio en el poder del Espíritu.

Sean bendecidos

@ignuevasion